Una reseña a los problemas visuales corregibles

¿Quién no querría tener una visión perfecta? Poder ver todo lo que desea sin anteojos ni lentes de contacto sería grandioso. Pocas personas pueden ver perfectamente, y la mayoría de nosotros tiene al menos algún vicio de refracción en algún momento de nuestras vidas. Los vicios de refracción son los defectos ópticos por los cuales los pacientes no pueden lograr una buena visión sin corrección (anteojos o lentes de contacto)

Nuestros ojos son muy complejos y el trastorno más pequeño en el cristalino, la córnea, la retina o el iris pueden cambiar drásticamente la visión.  Muchos de estos vicios de refracción se pueden corregir mediante un examen completo de la vista seguido de la receta adecuada para anteojos o lentes de contacto. A continuación detallamos algunos de los vicios de refracción más comunes.

Usualmente tratables con anteojos recetados o lentes de contacto

Cada problema visual requiere una lente específica.

– Miopía

Este error refractivo ocurre cuando, debido a la morfología del ojo, los rayos de luz convergen delante de la retina, ocasionando que los objetos distantes se perciban borrosos. Para corregir este problema, se necesitan lentes divergentes o negativas. Estas lentes son cóncavas (más gruesas en el borde y más finas en el centro), para desviar los rayos hacia fuera y, de este modo, permitir que la luz se enfoque correctamente y ofrezca una imagen nítida.

– Hipermetropía

Este defecto visual tiene lugar cuando, a causa de la morfología ocular, los rayos de luz convergen detrás de la retina. Como consecuencia, la persona percibe borrosos los objetos que se encuentran cerca. Los hipermétropes necesitan lentes convergentes o positivas. Dichas lentes son convexas (más finas en los bordes y más gruesas en el centro), y desvían los rayos de luz hacia dentro, permitiendo así que se concentren en el punto correcto de la retina y ofrezcan una visión clara.

– Astigmatismo

Se trata de un problema refractivo debido a que la córnea del ojo es, en lugar de redonda, ovalada. Esta condición hace imposible realizar un único enfoque en la parte correcta de la retina, lo que se traduce en una imagen borrosa a diferentes distancias. El astigmatismo puede desembocar en miopía, hipermetropía o ambos defectos visuales. La forma más común de solucionar este problema son las lentes cilíndricas. Las lentes empleadas pueden ser convergentes o divergentes, dependiendo del tipo de astigmatismo de la persona.

Qué tan común es el astigmatismo? A menudo el astigmatismo aparece a una edad temprana, por lo que es importante llevar a su niño a un examen ocular para evitar que tenga problemas de visión en la escuela por un astigmatismo no corregido.

Coma una dieta saludable. No son sólo las zanahorias que son buenas para sus ojos. Una dieta rica en frutas y verduras frescas puede ayudar a mantener los ojos sanos. Esto incluye los verdes como por ejemplo la espinaca. Pescado rico en ácidos grasos omega-3 también le ayuda a proteger su salud ocular; Estos incluyen el salmón y el atún, entre otros.

Usar gafas de sol. Los rayos ultravioletas de la luz solar pueden dañar, no sólo la piel, sino también los ojos. Para mantener los ojos seguros, use gafas de sol cuando esté afuera. Asegúrese de que las gafas están certificadas para bloquear de 99 a 100 por ciento de ambas radiaciones UV-A y UV-B.

Mantenga sus lentes de contacto limpias. Si usa lentes de contacto, asegúrese de seguir sus instrucciones de limpieza de cerca. Además, lávese bien las manos antes de sacar o poner las lentes de contacto. Esto reducirá su riesgo de desarrollar una infección ocular.